Indicación Geográfica Protegida. Ajo Morado de Las Pedroñeras.

Indicación Geográfica Protegida. Ajo Morado de Las Pedroñeras.

IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras | Españoles IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras | Inglésen

Ciudad Real, con 4.600 has., es la segunda provincia productora de ajo en Castilla-La Mancha


Ciudad Real, con 4.600 has., es la segunda provincia productora de ajo en Castilla-La Mancha
04/06/2018
La superficie regional está concentrada en la comarca natural de La Mancha, con 17.000 hectáreas. La IGP Ajo Morado de las Pedroñeras desarrolla distintas acciones de promoción para destacar la calidad de esta variedad

La provincia de Ciudad Real cuenta con 4.625 hectáreas de ajo, principalmente en la comarca de La Mancha, el 27,2% de las 17.000 ha de Castilla-La Mancha, cuya principal provincia productora, según la estadística de avances de superficies y producciones agrícolas del Ministerio de Agricultura (Mapama), es Albacete, con 7.800 hectáreas, mientras que Cuenca suma algo más de 4.200 ha.

La extensión ha bajado ligeramente, un 1% menos, respecto a las 17.200 ha de la pasada campaña, y del total, un 90 por ciento está aseguradas (16.000 hectáreas).

Según el Director Técnico de la IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras, Juan Martínez, la presente temporada “será productiva”, a tenor del “buen estado agronómico” de las plantaciones, aunque la recolección acumula un retraso de entre 15 y 20 días, al igual que en otras zonas de producción como Extremadura y Andalucía, donde en estos días se está empezado a recoger el ajo temprano

Será a finales de junio y principios de julio, en opinión del experto, cuando se inicie la recogida de esta hortaliza en Castilla-La Mancha “si sigue el clima así y no hay lluvias extemporáneas ni otros fenómenos climatológicos propios de esta estación”.

Respecto a variedades, al margen de porcentajes productivos y de rendimientos, las variedades spring (conocida como Primavera) alcanzan el 50 por ciento de superficie, frente al ajo morado que representa el 45 por ciento, mientras que la variedad blanca representa el otro 5 por ciento.

Afortunadamente el ajo morado está resistiendo el empuje de las variedades foráneas debido a la calidad que atesora desde el punto de vista organoléptico, con características propias “como un sabor más pronunciado y más pungencia (picor)”, que están siendo reconocidas por los consumidores “gracias a las campañas que de la IGP Ajo Morado de las Pedroñeras realiza”.

Martínez indica que en la actual campaña la IGP tiene inscritas 3.800 hectáreas de superficie, por encima del promedio de las últimas campañas.

Acciones dirigidas a la ciudadanía

Según la IGP, la entidad realiza acciones divulgativas con un enfoque “muy abierto”, dirigido a toda la ciudadanía “para que sepan leer las etiquetas y puedan valorar esa calidad diferenciada”.

La diferencia de precio entre las variedades spring y la morada suele oscilar entre 25 y 30 céntimos de euro más el kilo a favor del ajo con distintivo de calidad, siendo la diferencia entre la cotización en origen y la de venta mucho más marcada, con más de tres euros entre los 2,15 euros el kilo salida organizaciones de productores y los 5,75 en el mercado que pagan los consumidores.

Precisamente, uno de los objetivos en los que trabaja la IGP con sus acciones entre el público es informar sobre las características únicas del ajo morado “ante la gran confusión que hay” entre las distintas variedades.

De esta manera, esperan mejorar su posición en los mercados y aprovechar el potencial de 20.000 toneladas que tiene, con el fin de aumentar sus ventas, que en 2017 representaron un total de 2.300 toneladas, que se comercializaron entre el 75 y el 80% a nivel nacional, y el resto, en la Unión Europea y otros países.

La producción certificada de este año podría situarse en el entorno de la campaña pasada, aunque el potencial de crecimiento es grande ya que nunca se llega a certificar la totalidad del producto.

Actividades

En lo que va de año la IGP lleva ya realizadas un centenar de actividades promocionales, como las últimas en las comunidades de Andalucía, País Vasco (Vizcaya, Vitoria) y Castilla y León, además de haber participado en la Capitalidad Gastronómica en León 2018.

El director técnico de la IGP Ajo Morado destaca que España sea “el segundo operador comercial mundial de ajo, tras China, con un continuo crecimiento en volumen y valor, al igual que es uno de los principales suministradores de ajo a nivel europeo”.

Apuesta, igualmente, por “dimensionar mejor el sector”, ante la “gran atomización” existente. A su juicio, la unión entre productores “podrá responder a los retos del mercado”.

“El ajo español ha mejorado su producción y fase precomercial con inversiones”, comenta Martínez, incluso se ha “profesionalizado la actividad de los productores para poder competir en el mercado, pero no hemos trabajado en la organización del subsector en origen”.

A la IGP están adscritas 20 empresas y más de medio millar de productores que cultivan principalmente el ajo en la comarca Mancha, en Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

Lanza Digital

Fuente:   ir al enlace