Indicación Geográfica Protegida. Ajo Morado de Las Pedroñeras.

Indicación Geográfica Protegida. Ajo Morado de Las Pedroñeras.

IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras | Españoles IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras | Inglésen

Récord de toneladas certificadas bajo el sello de la IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras


Récord de toneladas certificadas bajo el sello de la IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras
24/04/2017
Entrevista a Juan Martínez Bravo, Director Técnico de la IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras:Los buenos resultados de la campaña pasada se vieron reflejados en una mayor apuesta por el sello de calidad, que ha conseguido que el consumidor sepa diferenciarlo gracias a las acciones de promoción realizadas en los últimos años.

¿Qué volumen de ajo certificaron con el sello en la campaña pasada y qué previsiones tienen para esta?

La IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras registró en la campaña 2015/16 un total de 3.493 hectáreas de cultivo, cifra muy similar a la de la campaña precedente. Bajo el sello de la figura de calidad en el ejercicio 2016 se han comercializado más de 2.000 toneladas de ajo certificado, cifra que representa un nuevo récord en la historia reciente de la IGP y que año tras año, poco a poco, va creciendo.

Se está promoviendo el sello de Ajo Español. ¿Cree que puede restarle cuota de mercado o que es algo complementario?

La marca Ajo Español es propiedad e iniciativa de la Asociación Mesa Nacional del Ajo, entidad a la que pertenecen algunos productores y empresas adscritas también a la IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras, siendo una marca colectiva bajo la cual pueden ampararse todas las variedades de ajo producidas en territorio español que cumplan con un pliego que determina unas especificaciones de producción y calidad. Entendemos que Ajo Español es una herramienta más en favor de la comercialización, tanto en el mercado interior como exterior, y evidentemente complementaria a la de la IGP, que únicamente ampara la variedad autóctona de ajo morado. Hay que recordar que España es la primera productora de ajo a nivel comunitario y que con este tipo de instrumentos lo que se pretende es diferenciar nuestra calidad frente a la de ajos de otras procedencias.

Hay un problema a la hora de diferenciar Ajo Morado de la variedad spring violeta. ¿Están funcionando sus campañas de concienciación?

Una de nuestras principales funciones como figura de calidad comunitaria es la labor de divulgación de nuestro producto, único en el mercado, entre los consumidores. En las actuaciones que llevamos a cabo anualmente en los puntos de venta, incidimos en explicar al consumidor las diferencias organolépticas de nuestro ajo con respecto a otras variedades: por ejemplo, que las cabezas del nuestro son blancas por fuera y las túnicas de los dientes internos de un morado intenso; que nuestras cabezas, de forma esférica son de tamaño medio y “prietas”; y que su sabor, olor y propiedades beneficiosas para la gastronomía y salud son superiores al resto, por su mayor contenido en alicina; también incidimos en la mejor conservación de la variedad morada. En esta ardua labor nos encontramos habitualmente con prácticas fraudulentas y engaños de agentes que ofertan como variedad morada otras que no lo son. En este sentido insistimos mucho en que se lean las etiquetas y se identifique claramente el ajo morado, que es el único que porta los logos oficiales y una numeración, que acreditan su origen y certificación. En esta complicada labor tenemos que agradecer el compromiso de medios de comunicación, como es el caso de la revista MERCADOS, y su empeño de poner en valor productos como el Ajo Morado de Las Pedroñeras.

La pasada temporada de ajo ha sido para muchos sin precedentes. ¿Cómo valoran estos resultados?

Todos los profesionales estamos contentos con esta situación, que por otro lado sabemos, responde a los típicos ciclos que padece el sector a nivel internacional, marcados por la preponderancia de China en el mercado mundial con más del 80% de la producción y comercio. En las dos últimas campañas comerciales el ajo originario de España ha tenido una presencia internacional relevante, tanto en mercados europeos en los que desde hace años estamos, como en la recuperación de otros que se habían perdido -caso de Brasil que aumenta cada año-, y en la entrada fulgurante en otros como Taiwán que en 2016 ha multiplicado por quince los envíos de 2015. También son mercados importantes Marruecos y EE.UU. Estos países, junto a otros destinos, suponen una tercera parte de las exportaciones totales que en 2016 han superado las 150.000 toneladas a precios medios por encima de 2€/kg. Para este ejercicio empiezan a llegar mensajes de que hay un aumento de las previsiones de cosecha china y de que las zonas más tempranas están saliendo con precios un 50% inferiores. De momento no nos inquieta y debe confirmarse.

Con la última reforma de la PAC se complica el arrendamiento de tierras para cultivar ajo. ¿Cree que hubiera crecido más la superficie esta campaña si no se diera este inconveniente?

Creemos que el crecimiento de la superficie de cultivo, que esta campaña a nivel nacional se estima en torno al 5% de media, no depende de las sucesivas regulaciones de la PAC. Se llevan casi dos años pleiteando desde el sector para que los derechos de pago básico y el reconocimiento de acceso de los cultivadores de ajo retorne a ellos, es una problemática jurídica que tienen que solventar los EEMM y las Comunidades Autónomas, y que lamentablemente hoy sigue sin solucionarse, con lo cual los productores de ajo y otras hortícolas, se encuentran discriminados con respecto a otros productores. Para nosotros es lamentable que un cultivo que genera mucha mano de obra, tenga que estar sumido en la incertidumbre provocada por una deficiente regulación de los arrendamientos de tierras.


Fuente: