Indicación Geográfica Protegida. Ajo Morado de Las Pedroñeras.

Indicación Geográfica Protegida. Ajo Morado de Las Pedroñeras.

IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras | Españoles IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras | Inglésen

Un diente de ajo al día para las embarazadas…, pero que sea Ajo Morado de Las Pedroñeras


Un diente de ajo al día para las embarazadas…, pero que sea Ajo Morado de Las Pedroñeras

Son muchos los que han hablado y estudiado los beneficios de este ajo, pero recientemente se ha ido un poco más allá y la cooperativa COOPAMAN, de Las Pedroñeras, ha querido involucrarse con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), entidad científica que ha corroborado que tomar un diente de ajo crudo al día no es sólo saludable, sino muy recomendable, en este caso para la mujer y para “amortiguar” algunas de las dolencias derivadas de la maternidad, de la propia condición femenina u orgánicas en general.

             Beneficios en la mujer

             “El Ajo como producto natural. Sus componentes terapéuticos activos y preventivos” es el nombre de este estudio que se ha realizado durante un año y medio en 350 mujeres de toda España y que ha evidenciado el efecto positivo del Ajo Morado de Las Pedroñeras en las distintas etapas de la vida de la mujer y sus beneficios en las fases de cicatrización en casos como la cesárea, episiotomía, desgarro perineal o lesiones del pezón, entre otros.

             El estudio da más pistas, no sólo que la dosis recomendada es de un diente de Ajo Morado al día, sino también que es conveniente tomarlo al menos en periodos de cuatro semanas consecutivas, periodo que bastaría para que este producto influya positivamente en la fisiología y el equilibrio metabólico femenino, tanto en sus distintas etapas cronológicas, circunstanciales como el embarazo, o aquellas sometidas a terapia hormonal contraceptiva o sustitutiva en la menopausia.

             Pero los beneficios abarcan aún más circunstancias posibles en la vida de la mujer: embarazo, síndrome varicoso, hipertensión, diabetes gestacional, enfermedades autoinmunes, hepáticas, aumento del colesterol y grasas en general, enfermedades infecciosas provocadas por hongos o parásitos… ¿Quieren más?, pues hay más: en el ámbito ginecológico atenúa la dismenorrea, metrorragia o sangrado uterino aumentado, los efectos secundarios de la anticoncepción hormonal, siendo a su vez un efectivo protector hepático, un modulador de la coagulación previniendo las trombosis-varices y presentando una acción estimulante en la producción de insulina y por tanto descendiendo los niveles de glucosa en sangre.

 Cómo ingerir un diente de ajo

 ¿Y cómo tomamos un diente de ajo crudo? Estamos muy acostumbrados a tomar el ajo frito, cocido, batido, picado…, pero crudo…, ¿lo mastico?, ¿lo machaco?, ¿camuflo su penetrante e intenso sabor con otro alimento? No. Julio Bacete, presidente de Coopaman, cuenta cómo lo toma él, sin duda una de las formas más recomendables: con un cuchillo cortamos el diente de ajo en pequeñas porciones, que ingerimos posteriormente acompañado de un vaso de agua, con lo cual aseguramos su pase al estómago y evitamos los inconvenientes en crudo del ajo, por su fuerte sabor, picor, así como gusto y olor acentuado que permanece en boca.

 Pero Coopaman está investigando nuevas formas de presentación, para que tomar un diente de ajo sea más “cómodo”: polvo de ajo, aceite destilado de ajo, perlas, cremas. Se trata, en suma, de contribuir al consumo de este producto de un modo más cómodo y que mantenga todas sus cualidades.